Sara Barreirinhas

Mi misión es mejorar la vida de todas aquellas personas que, como yo, no se definen por un peso, por una enfermedad, sino por la alegría de vivir, el bienestar y la salud.

Mi historia

Hoy soy nutricionista (CP 2098N), vegetariana, tengo el síndrome del intestino irritable y la enfermedad inflamatoria intestinal. Trabajo en el ámbito de la pérdida de peso consciente, el vegetarianismo y las enfermedades intestinales, y me encanta viajar sin limitaciones (de tiempo y de comida).

… Crecí comiendo lo que nos daba el huerto de nuestra casa. Me fascinaba todo el proceso de la comida, desde la plantación hasta el momento en que iba a recogerla. Tal vez por eso, desde muy temprana edad, me interesó mucho la comida, el por qué comemos lo que comemos y el respeto a lo que nos ofrece la naturaleza.

Alrededor de mis 17 años decidí que ser nutricionista era mi camino. Alrededor de esa edad, también tuve algunos problemas digestivos, que se controlaron a tiempo, porque en ese momento me di cuenta de que mi cuerpo no aceptaba los alimentos como solía hacerlo. La conciencia de la sostenibilidad de los alimentos, que me acompañó desde una edad temprana, se asentó durante la carrera, por lo que me convertí en vegetariana mientras aún era estudiante.

Terminé mi curso en 2013 y empecé a trabajar en las áreas de intervención que más me fascinan, en el ámbito de la nutrición clínica y la educación alimentaria, especialmente en pérdida de peso, vegetarianismo, enfermedad oncológica y patologías gastrointestinales. A lo largo de mi experiencia clínica me he dado cuenta de lo mucho que nos condicionan las emociones, de lo mucho que influyen en nuestras elecciones alimentarias y a menudo determinan nuestro estado nutricional. Así que sentí la necesidad de estudiar más sobre las emociones, su naturaleza, cómo podemos gestionarlas y mejorar nuestras decisiones alimentarias identificándolas en nuestro comportamiento alimentario.

Fueron unos 11 años con sintomatología gastrointestinal controlada y consumiendo (un poco de) casi todo hasta que tuve un accidente en 2019 que me obligó a una terapia farmacológica intensa. Entonces mi cuerpo cambió. El cuerpo comenzó a rechazar los alimentos que antes digería. Empecé a tener síntomas muy intensos y diferentes a los que había experimentado antes. Y mi viaje por la enfermedad intestinal se intensificó. Este episodio me obligó a profundizar más en mis conocimientos y en mi práctica clínica, sobre todo, en la dieta baja en FODMAPs y en la alimentación en las enfermedades inflamatorias del intestino, que como paciente tuve que aplicar a mi rutina alimentaria.

Asociados

Life Style Nutrisciente

Suscríbete y obtén 5€ de descuento el E-book
Recetas Low FODMAP

Oferta del Descuento al suscribirse NUESTRA NEWSLETTER.